Bienvenidos al blog de Doña Mencía Cofrade, dedicado a la difusión de la Semana Santa Menciana y la actualidad cofrade.

martes, 18 de noviembre de 2014

La Virgen de la Sierra visitará Doña Mencía en caso de acudir a la Magna "Regina Mater"




La Junta de Gobierno de la Real Archicofradía de María Santísima de la Sierra Coronada, ha presentado en la tarde de éste lunes 17 de noviembre a los medios de comunicación, la propuesta que hará a los hermanos de la corporación el próximo viernes 21 en el cabildo general de hermanos que decidirá la presencia o no de la Patrona de Cabra en la magna mariana que el Obispado de la diócesis está organizando de cara al mes de junio de 2015 (se baraja la fecha del sábado 27 de junio), con motivo del 775 aniversario de la Catedral de Córdoba.

El Hermano Mayor de la Archicofradía, tomaba la palabra para dar constancia de que éste proyecto que parte del Obispado, ha sido aceptado por la Junta de Gobierno tras meses de trabajo y reuniones ante tan magno acontecimiento, que haría posible la salida -por primera vez en la historia- de la devoción más antigua de la provincia de Córdoba de nuestra localidad. Así, Antonio Cano afirmaba que la Junta de Gobierno ha dado su sí a la invitación del obispado -aun teniendo presente que se hará lo que los hermanos decidan con su voto en el cabildo- y por tanto lo propone a los hermanos, pues ven que es la Iglesia quien llama a la Archicofradía, y que como miembros que son de la Iglesia, han de dar su sí, haciendo referencia a las palabras del Papa Francisco de que somos "Cristianos junto a la Iglesia". A ésta opinión, al igual que Cano, el consiliario de la Archicofradía el Reverendo Don Zacarías Romero, se unía expresando que la Iglesia siempre ha dado el sí a la Archicofradía a todo cuanto se le ha solicitado, pasando por la Coronación Pontificia de la Virgen, la concesión del Año Jubilar que desde el pasado mes de septiembre se celebra o la asistencia de los grandes ministros de la Iglesia cada vez que se ha pedido. A tal efecto, anunciaba que el Arzobispo de Sevilla presidirá el próximo 31 de mayo la Función Extraordinaria con motivo del aniversario de la Coronación en el Santuario de nuestra Patrona.

Seguidamente tomaba la palabra José María Tron, vocal de medios de comunicación de la Archicofradía, quien ha explicado cómo se desarrollaría la ida de la Santísima Virgen hasta Córdoba en el caso de aprobarse por parte de los hermanos. Tron, quien ha vuelto a sentenciar que la Junta de Gobierno lleva meses desarrollando reuniones hasta desembocar en la propuesta que ahora se hace a los hermanos, aclaraba que todo ésto se propone desde la Junta, como un acontecimiento histórico que podría tener multitud de virtudes para la devoción de la Santísima Virgen, ya que hay que tener en cuenta que se trata de una imagen cuya devoción sale de las fronteras de nuestra localidad y se extiende por diversos lugares de nuestro país, siendo el foco devocional mariano de la provincia de Córdoba. Es por ello por lo que la Junta de Gobierno tenía desde su inicio en cuenta que la llamada del obispado podría hacer realidad que la Santísima Virgen visitara a sus pueblos, esos que han hecho grande su devoción durante siglos, para que así "sirvan los traslados para que la Virgen bendiga los campos y pueblos" que desde hace siglos han atravesado miles de devotos hasta su Santuario.

La propuesta de la Junta, es pues, que la Virgen baje del santuario a Cabra en una "bajá extraordinaria", dos sábados antes de la citada magna, para permanecer una semana en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción y Ángeles como cada mes de septiembre. Pasada dicha semana, el siguiente sábado, la Santísima Virgen partiría desde dicho templo para iniciar ésta visita a los pueblos. Dicho traslado, según la explicación dada tanto por A. Cano, J.M. Tron, así como el vestidor de la "Celestial Viajera", se haría de una manera totalmente segura y digna para la Virgen. Iría entronizada en las parihuelas que el pasado mes de octubre estrenaban para la vuelta de la Virgen a la Asunción tras su estancia extraordinaria en la Iglesia de San Juan Bautista del Cerro. La imagen iría en el interior de un vehículo que se adaptaría para la ocasión, totalmente segura y digna, pudiendo verse desde fuera. El que vaya a su vez sobre las parihuelas, hará posible que al llegar a cada pueblo que va a visitarse, la Virgen pueda bajar del mismo para poder entrar en las localidades. La idea es que se reciba en cada uno en sus Iglesias. Cano también informaba de que todo estaría dentro de unos seguros para que la imagen de la Virgen en ningún momento sufra.

El recorrido sería el siguiente. Al amanecer del sábado la Virgen partiría hasta Priego de Córdoba, uno de los grandes focos devocionales de la Patrona de Cabra. Cabra destacar que en la mesa de demandas que cada 15 de agosto se instala en el Santuario durante la celebración de la Romería de Votos y Promesas, más de la mitad de los devotos que se inscriben en la misma, acuden de Priego y sus aldeas. Tras la visita a Priego, la Santísima Virgen de la Sierra acudiría hasta Luque, Zuheros y Doña Mencía, otros tres de los bastiones de la devoción en la comarca. Tras éstas visitas, la Virgen volvería a Cabra para pasar la noche del sábado en la Parroquia de la Asunción, y así en la mañana del domingo salir nuevamente hasta Córdoba -pues de otra manera no podría visitar los anteriores pueblos- para visitar las localidades de Nueva Carteya (donde también existe Hermandad Filial) y Espejo. En torno al medio día la Virgen llegaría a Córdoba, posándose tras los permisos solicitados en la Parroquia de San José y el Espíritu Santo, lugar donde se entronizaría la imagen en las andas de viaje y sería ataviada con sus mejores galas, para en al atardecer de dicho domingo, salir camino de la Parroquia de la Trinidad, lugar donde la Virgen permanecerá en Córdoba. En éste traslado, la Virgen cruzaría el puente romano de la capital.

Durante la semana que la Virgen pasase en Córdoba, se realizarían cultos extraordinarios y según ha adelantado el Hermano Mayor, se está trabajando en la capital para la refundación de la Hermandad Filial. También comentaba Cano la ilusión con la que el párroco de la Trinidad -el egabrense José Juan Jiménez Güeto- y las Hermandades de dicha Parroquia esperan la posible visita de nuestra Patrona. Ya el sábado de dicha semana, la Virgen participaría en la solemne procesión magna, que reunirá en la capital a la gran mayoría de las imágenes de la Virgen que se encuentran coronadas en nuestra provincia. 

El día siguiente a dicha procesión magna, la Virgen de la Sierra volvería hasta Cabra de la misma manera en la que iría hasta Córdoba, visitando otras localidades como serían Montemayor, Montilla o las Huertas Bajas. La Virgen llegaría hasta la Parroquia de la Asunción y Ángeles, lugar donde permanecería nuevamente una semana, para el siguiente domingo, volver hasta su Santuario en una subida extraordinaria, que pondría broche de oro a todo lo mencionado. 

A preguntas realizadas por los medios, la Archicofradía asegura que es deseo del Obispo el poder contemplar a la Virgen de la Sierra en Córdoba, por la devoción que personalmente posee a la Virgen. Cano insistía nuevamente en asegurar a todos aquellos que puedan tener miedo al traslado de la Virgen que él mismo en un inicio se encontró alarmado al poder pensar por un momento en las formas de llevar a la imagen, pero asegura que desde un inicio la Junta de Gobierno tenía claro que en el caso de acudir se realizará con toda la seguridad y dignidad posible sin someter a la Virgen a ser transportada en una furgoneta, cosa que en ningún momento ocurrirá, ya que para ello "hemos pasado hasta noches donde ha sido difícil conciliar el sueño pensando en la manera más digna para que la Virgen acuda hasta la capital. No soy capaz de encontrarle nada negativo a la invitación que se nos hace, pues lo único podría ser la gran cantidad de horas que tendrán que dedicarse a todo ello, pero que aún así no lo son, pues todo lo que sea trabajar por la Virgen se hace con felicidad y ante todo muchas ganas". Zacarías Romero, redundaba en que es verdad que jamás la Virgen ha salido de Cabra, pero que hemos de tener presente que su devoción desde hace ocho siglos sí y que son muchas las localidades que esperan a la devoción más antigua de Córdoba pues decía "la Virgen no es ni nuestra, sino de todos sus devotos de tantos y tantos lugares".

La cita de los hermanos de la Archicofradía para decidir la participación de la Virgen en ésta procesión magna será el próximo viernes 21 de noviembre, a las 20:30 horas, en la Iglesia de San Juan de Dios.

Fuente: Ismael Ruiz Pérez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario