Bienvenidos al blog de Doña Mencía Cofrade, dedicado a la difusión de la Semana Santa Menciana y la actualidad cofrade.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Festividad "Cristo Rey"


Cada 24 de Noviembre se conmemora en la Iglesia y en el mundo de las Cofradías en diferentes lugares de nuestra geografía la festividad de Cristo Rey, por eso desde este espacio queremos dar a conocer los detalles y el sentido de dicha festividad en los Cristianos.

Se trata de una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque se viene a celebrar que su Reino es de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz. 

El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. 

La iglesia a lo largo de los tiempos ha venido anunciando que el Reino de Cristo ya ha comenzado, pues se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace más de dos mil años, pero Cristo no reinará definitivamente sobre todos los hombres hasta que vuelva al mundo con toda su gloria al final de los tiempos.

La Fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925. El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey. 

Con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal, tal como la representaba la primitiva Iglesia, sentado a la derecha del Padre.

En la fiesta de Cristo Rey, la iglesia anuncia y celebra que Cristo puede empezar a reinar en los corazones de los cristianos en el momento en que nosotros se lo permitamos, y así el Reino de Dios puede hacerse presente en nuestra vida, instaurándolo en nosotros mismos y en nuestros hogares, empresas y ambiente.

Con la fiesta de Cristo Rey se concluye el año litúrgico. Desde que los cristianos lo comenzaron han ido realizando un recorrido por la celebración de los diversos momentos que componen el único misterio de Cristo: desde el anuncio de su venida (Adviento), pasando por su nacimiento (Navidad), presentación al mundo (Epifanía) y hasta su muerte y resurrección (Ciclo Pascual).

 Esta fiesta tiene un sentido escatológico pues celebramos a Cristo como Rey de todo el universo. La Iglesia anuncia hoy alborozada que “el Cordero degollado”, al entregar su vida “en el altar de la Cruz”, reconquistó con su sangre preciosa toda la creación y se la entregó a su Padre, aunque sólo al final de los tiempos esa “entrega” será plena y definitiva. 

En esta celebración juegan un papel importante las respectivas cofradías como miembros activos de la iglesia. Tienen el encargo de predicar y extender el reinado de Jesucristo entre los hombres. Su predicación y extensión debe ser el centro de su afán de existencia como miembros de la Iglesia.


Se trata de lograr que Jesucristo reine en el corazón de los devotos, en el seno de sus hogares y en la sociedad en general, para así poder conseguir un mundo nuevo en el que reine el amor, la paz, la justicia y la salvación eterna de todos los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario