Bienvenidos al blog de Doña Mencía Cofrade, dedicado a la difusión de la Semana Santa Menciana y la actualidad cofrade.

domingo, 12 de agosto de 2012

Fallece el imaginero Miguel Arjona Navarro, autor de Ntro. Padre Jesús en su Oración en el Huerto de los Olivos



Miguel Arjona Navarro, el último exponente de una generación de imagineros cordobeses, falleció en la capital la madrugada de ayer a la edad de 79 años. Arjona realizó para la Semana Santa de Doña Mencía, en el año 1997 la imagen de Nuestro Padre Jesús en su Oración en el Huerto de los Olivos recién fundada la Cofradía del Lunes Santo, ademas este imaginero también ha realizado otros trabajos para dicha Cofradía, como es el caso en el año 1997 del paso de madera de caoba tallada en estilo barroco sobre el que procesiona Ntro. Padre Jesús y en el año 2000 talló la imagen del Ángel. 

De raíces montillanas, el artista ha ocupado en las últimas décadas un lugar privilegiado entre los artistas de la imaginería cordobesa, que han reconocido su labor tanto de restauración como de tallado. No en vano, ha recuperado tallas tan señeras en Córdoba como la Virgen de las Tristezas, cotitular de la Hermandad del Remedio de Ánimas, o el popular Esparraguero, fabricado con una mezcla de fibras vegetales y encolados. Asimismo, es el artífice de una de las restauraciones a las que fue sometida la Virgen de La Aurora, patrona de Montilla. 

A la edad de 14 años decidió ingresar en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba, animado por el que, hasta entonces, había sido su maestro: el reconocido imaginero Antonio Castillo Ariza, que regentaba un taller en la calle Velasco. Años más tarde, ayudado por su cuñado, Joaquín Vázquez Urbano, Miguel Arjona fue dando forma a un gran número de obras muy significativas para los amantes de la Semana Santa en la provincia de Córdoba.

Tras su primer encargo –una Virgen de Patrocinio que le solicitaron para el convento de las Madres Franciscanas Descalzas de Ronda, en Málaga-, Miguel Arjona esculpió una Virgen de Loreto para la misma localidad malagueña y un Nazareno para Yunquera (Málaga). Después llegarían otros encargos en piedra para un parque infantil de Lucena, mesas de altar para iglesias de toda la provincia, y restauraciones de retablos, como el de la Capilla de los Santos Mártires, en la Basílica Menor de San Pedro de la capital. 

Miguel Arjona era el último superviviente de una generación de imagineros que se ha apagado hoy de manera definitiva. Su obra se encuentra repartida por iglesias de toda Andalucía e, incluso, por países como Estados Unidos, Canadá o Malasia. 

En sus seis décadas de carrera artística, dirigió un gran número de restauraciones para hermandades cordobesas como las del Cristo de la Salud, titular de la Cofradía del Vía Crucis; la de Jesús Caído, el Señor de los toreros; o el Cristo de la Caridad, ese impresionante crucificado que celebra estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo escoltado por los caballeros legionarios del Tercio Gran Capitán. Además, Miguel Arjona diseñó un gran número de coronas y de bordados para palio que pueden admirarse en distintos puntos de Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario